Portada-Cuidado-de-la-Salud-en-Carnavales

Cuidado de la salud en Carnavales

Carnavales... sinónimo de diversión, belleza, brillo. La otra cara, nos muestra muchos desenfreno y excesos, lo que pone en riesgo la salud de muchas personas.

Te vamos a dejar algunos puntos que pueden considerar para disfrutar sin riesgos.

1. Alcohol con moderación:

La idea es disfrutar con conciencia. El exceso en el consumo de alcohol, hace que algunos se comporten de manera violenta, ocasionando peleas, que pueden tener un final fatal. Por otro lado, la intoxicación etílica es una de los casos más frecuentes en todos los centros de salud y clínicas de Panamá durante el carnaval.

Recuerda que si vas a consumir alcohol, debes tener un conductor designado.

2. Hidratación:

El cuerpo puede perder hasta un litro de agua por hora cuando se realizan actividades intensas bajo el sol.
Para no sentirse cansado, estar siempre de buen humor y lleno de energía, debe mantenerse hidratado, es esencial durante las fiestas del carnaval.

Procura tomar agua constantemente, refrescarte con jugos naturales o frutas, que te ayuden a mantenerte hidratado, aún si estás en la sombra.

3. Alimentación:

Al momento de comer en la calle asegúrate que el local o punto de venta cumpla con todas las normas de salud establecidas, para evitar enfermedades causadas por r virus o bacteria que estén en los alimentos.
Recuerda llevar gel para lavado de manos.

4. Prevención de Infeccione de transmisión sexual (ITS):

Cuando se tiene relaciones sexuales con una persona, se tiene relaciones con todo su pasado sexual.
Muchas de estas infecciones no presentan síntomas, por lo que la persona se ve bien, pero puede transmitir los agentes que causan.

La principal recomendación para estos días, si vas a tener relaciones sexuales, es protegerte siempre con preservativos. El uso correcto del condón también evita embarazos no planificados.

5. Prevención de cáncer de piel:

Es muy importante protegerse de los rayos ultra violetas, ya que el nivel de radiación se ha incrementado en los últimos años. Por eso se recomienda utilizar cada dos horas protector solar, para evitar las quemaduras e insolaciones, también aplicarlo después de haberse mojado.